Tocar el bajo con los dedos (Fingestyle)

Aunque ambas técnicas ( la d tocar con los dedos o la de tocar con una púa) han existido desde hace rato, casi desde la creación del bajo electrónico, la técnica de dedos o “fingerstyle” a menudo se considera como la técnica más tradicional debido a su similitud con la utilizada para tocar el contrabajo.

Una de las mayores ventajas de este estilo es que no requiere otra cosa que tu mano para tocar. Esto hace que la transición a otras técnicas sea mucho más fácil para quien se ha acostumbrado a tocar con los dedos que para los bajistas que desde el principio sólo se habituaron a tocar con púa. Por ejemplo, si un bajista fingerstyle quiere cambiar su estilo y hacer slap-pop, tapping a dos manos, strumming, o cualquier otro estilo de bajo, que sólo tiene que alterar la forma en que están tocando el bajo con sus manos y lo harán sin problemas porque estas están “acostumbradas” a moverse, en especial en lo que respecta a los dedos.

Un bajista habituado a tocar con púa o “plectro” generalmente tiene que dejarla en alguna parte para poder tocar con los dedos, aunque unos cuantos guitarristas y bajistas son muy buenos sostenerla en su palma hasta que la necesiten de nuevo. Esta habilidad hace que el uso de otras técnicas, especialmente durante períodos cortos, sea mucho más práctico.

Otra de las ventajas que le veo a este estilo es que no crea el sonido que se produce al chocar la púa contra las cuerdas. Obviamente, ese sonido (para algunos un ruido...) a veces es deseable para ciertos tipos de música, como el metal, pero muy molesto en estilos más melódicos y con menos distorsión. Además, brinda una atmósfera general más suave, lo que suele ser mucho mejor para algunas canciones. Como verás, las ventajas de tocar el bajo con los dedos, pueden fácilmente compensar el hecho de que es más difícil de aprender al principio. Estas ventajas demuestran por qué el “fingerstyle” es tan común a pesar de la incomodidad inicial que puede suponer para algunas personas. Aquí presento algunos pensamientos útiles que te ayudarán a mejorar en tu estilo al tocar con los dedos:

1. Comenzar con el dedo anular otorga mucho más control sobre la dinámica. Si te acostumbras a usar el tercer dedo primero no vas a querer volver al estilo de dos dedos porque ya no te parecerá tan fácil ni veloz. Es muy fácil usar sólo dos dedos hasta que necesites usar el tercero SI o SI en algún pasaje. Y en ese momento te faltará la fuerza y la velocidad necesarias en el dedo anular y eso se nota al tocar, porque produce un sonido seco, pérdida de velocidad y pérdida del tempo.
2. Creo que los que han venido del mundo de la guitarra al bajo lucharán menos con el uso de la digitación, incluso en la de tres dedos pero 1-2-3 (índice, medio anular). Parece que, a los principiantes, les resulta más fácil iniciarse con el 3er dedo: les resulta más intuitivo usar el tercer dedo en primer lugar, porque sienten que el movimiento se asemeja al de 'agarrar' o asir algo. Algunos en cambio, hasta prueban (Y adoptan...) la digitación 1-2-3-2.
3. Por supuesto, estas son sólo sugerencias. Lo principal es tener confianza y estar cómodo / a con lo que estás haciendo. Si uno tiene que trabajar mucho en algo, quizá signifique que ese método puede no ser el más eficaz para sí, por alguna razón. Cuarenta años y todavía no puedo hacer que funcione con picos o el pulgar:
¿Mi conclusión? Probá con todas las técnicas, pero usá la que funcione para vos. Es sólo mis forma de pensar...

 
blog comments powered by Disqus

Recomendados