Slap en bajo

Se cree que la técnica de “slapping” comenzó en los años 20, e inicialmente era una técnica de contrabajo. Podría decirse que es una versión más enérgica de pizzicato, en la que las cuerdas se pulsan con tanta fuerza que cuando uno las suelta rebotan en el mástil del bajo y de este modo producen su sonido tan distintivo. Algunos bajistas también obtienen un sonido de percusión por medio de realizar un chasquido en las cuerdas con los cuatro dedos de la mano derecha.

Especialmente en el bajo eléctrico el "slapping” es casi una técnica de percusión porque su ritmo es mucho más marcado que al tocar con la digitación habitual.  Los golpes que se dan a las cuerdas con la mano derecha al realizar esta técnica se llaman "slaps" y "pops". En los slaps, el bajista utiliza el hueso de la articulación del pulgar para golpear las cuerdas más bajas cerca de la base del cuello del bajo- En los pops, el bajista usa los dedos índice y medio de la mano derecha para golpear las cuerdas más agudas fuera del cuerpo del bajo, haciendo que reboten en mástil, lo que produce un sonido prominente y similar a un zumbido, con un ataque agudo y con vibraciones de mayor frecuencia que al tocar el bajo con las técnicas de digitación comunes.

Hasta aquí, la descripción de las dos modalidades básicas de slapping, pero existen numerosas variantes. Por ejemplo, algunos bajistas utilizan otros dedos de la mano derecha para lograr este sonido, como Abraham Laboriel, quien usa el pulgar para el slap y sus otros cuatro dedos para el pop. Víctor Wooten usa una técnica de golpe doble con el pulgar, que es como una slap, pero utiliza ambos lados del pulgar para todas las cuerdas y lo hace lo suficientemente rápido como para producir el equivalente de un redoble de tambores en el bajo. El bajista de rock progresivo Tony Levin crear un sonido similar pero usa una superficie dura para tocar y deliberadamente provoca el contacto de las cuerdas con el mástil del bajo.

Y por último quiero mencionar la técnica del “Spank” que, sobre la base de los slaps y los pops trata el bajo eléctrico como instrumento de percusión, golpeando las cuerdas por encima de las pastillas de los micrófonos con la palma de la mano abierta. Así, esta técnica de percusión brinda un sonido de cierta semejanza con un tambor y se la utiliza en el flamenco y la guitarra clásica, aunque la calidad tonal producida por esta técnica es muy diferente de la del resto de las técnicas de slapping en bajo eléctrico.

En una próxima entrega, voy a dedicar este espacio de manera exclusiva a explicar cómo se toca esta técnica. No dejes de leer el artículo llamado FULL SLAP.

¡Hasta entonces!

 
blog comments powered by Disqus

Recomendados