Preguntas frecuentes

a) ¿Cuál es el mejor tipo de madera para construir el bajo? .

La respuesta es totalmente subjetiva, sin embargo, hay algunas reglas de oro. Las maderas de árboles grandes y muy frondosos sonarán con más fuerza, con agudos más pronunciados, y con excelentes características para sostener el sonido, con excelentes sobretonos armónicos simple (el tono no sonará tan rico, pero tendrá mayor fidelidad). Los Warwick son ejemplos de bajos de madera de este tipo. El manual del Warwick describe muy bien los diferentes tipos de propiedades de la madera. Las maderas que no son tan densas como el fresno o el aliso, son maderas que han sido probadas durante años y han resultado muy buenas. Tienen un "sonido más cálido", con buenas características de sustain.

¿Algunas marcas? Fender, Zons, Music Man, etc., son los bajos que suelen tener este tipo de cuerpo, aunque algunos de los bajos más caros de estas marcas pueden tener el cuerpo de fresno con una capa de algún otro tipo de madera en la parte superior para ayudar a endurecer un poco el sonido pero sin sacrificar por completo la calidez de la madera de fresno o de aliso.

Existen más variables para lograr un excelente sonido de bajo que sólo la madera. Por supuesto, el material del cuello, los micrófonos, las cuerdas, el hardware (incluso los trastes), y hasta el acabado de la madera pueden jugar un papel importante en el sonido total del instrumento. ¡Pero lo más importante para lograr un buen sonido es el bajista!

b) ¿Para qué sirve la vara de metal o “alma” que hay en el mástil del bajo?

Es necesaria en el mástil de un bajo de madera para mantenerlo estable, libre de deformación debido a la humedad, la tensión de las cuerdas, y otros temas relacionados con el clima. Estas varas suelen configurarse para ajustarse a la derecha para disminuir la distancia entre las cuerdas y la parte inferior del mástil, o a la izquierda para incrementar el espacio entre las cuerdas y el cuello. En este último caso el mástil estará más arqueado, pero esto será casi imperceptible a simple vista.

c) ¿Cuál es el mejor bajo para mi presupuesto?

La respuesta es simple: Aquel que te hace sentir bien mientras lo tocas. NO puedo responder a esto en términos de marcas, maderas, etc.

d) ¿Son buenos los bajos con cuello de grafito compuesto?

Este es casi, casi mi tema favorito en materia de elección de bajos. Los bajos con cuello de grafito compuesto son sólo eso ... un compuesto de una gran cantidad de materiales, entre los cuales se incluye el grafito, construido de modo favorable a la estabilidad, al buen rendimiento y a la posibilidad de emitir un buen tono. Al igual que no todos los bajos con mástil de madera suenan igual, lo mismo pasa con los de cuello de grafito compuesto. Hay miles de combinaciones de las que se puede hacer un cuello y los Zons suenan diferentes a los Modulus, los que a su vez se distinguen de los Steinberger o los Status.

Los cuellos de grafito son conocidos por su falta de puntos débiles en la madera (...¡porque no son de madera!), y tienen mejores armónicos y un sonido tan cerca de la perfección como el de un bajo sin trastes. Además, los mástiles de compuesto de grafito no necesitan una barra de fijación (Ver la pregunta b)) porque este material es inherentemente estable. El clima y tensión de las cuerdas no lo afectan, durante varios años. Quien compra un bajo de este tipo tendrá el alivio de saber que nunca necesitará los ajustes que necesitaría su bajo si tuviera un cuello de madera.

e) Oí por allí que los bajos de compuesto de grafito suenan a plástico. ¿Es verdad?

No. Esto es un mito urbano sin fundamento de quienes temen a las nuevas tecnologías. Quizá el sonido sea diferente, pero definitivamente no sonará a plástico. ¿Por qué puedo afirmarlo de manera tan categórica?

Mientras que el cuello determina cierta parte de las características tonales, el cuerpo es el mayor responsable del buen sonido de un bajo, seguido en segundo lugar por los micrófonos. Sin embargo, el cuello o mástil es el mayor responsable de las características de sustain, ya que la cuerda vibra a lo largo del mismo, y es el bajista el mayor responsable de cómo se producen los sonidos en su instrumento. Si todavía dudas de esto, considera los bajos de la marca Steinberger: Tienen un cuerpo muy pequeño de forma rectangular y sin embargo, a pesar y gracias a su cuello de grafito, es capaz de lograr sustains impresionantes.

Si bien puede parecer lógico suponer que un cuello de grafito sonaría "artificial" el resto del bajo (las pastillas, la madera del cuerpo) puede compensar esto. Lo que algunos fabricantes se han dado cuenta es que los aspectos favorables de un cuello de grafito junto con el sonido cálido del cuerpo de madera brindan al bajista lo mejor de ambos mundos: Un sonido perfecto y capaz de sonar por siempre (sustain) junto con un sonido cálido y robusto como la madera del cuerpo que lo produce.

f) ¿Cuál es la diferencia entre un Fender "P" y un bajo Fender "J"?

Un Fender Precision Bass, o "P" Bass tiene un micrófono de bobina única, un control de tono único y un solo control de volumen. Los cuellos de los bajos “P” son un poco más gruesos y más ancho que el cuello de los bajos “J”, y proporcionan un sonido clásico y conocido que se ha utilizado durante décadas. El primer bajo disponible en el mercado surgió en 1952, y era un Fender Precision Bass.

Aunque el bajo “P” tiene opciones tonales algo limitadas, sienta bien en casi cualquier estilo musical.
Los bajos de Jazz o bajos "J" tienen dos pastillas de micrófonos simples colocadas cerca del final del cuello y cerca del puente. El bajo “J” tiene sonido más moderno, menos de "madera" que un bajo “P”. La calidad metálica de las cuerdas se escucha más en un bajo “J”. Sin embargo, cuando un bajo “J” se toca usando sólo el micrófono que está más cerca del mástil puede "casi " lograr el sonido de bajo “P”.

El bajo J tiene un cuello ligeramente más fino, y un estilo más elegante.
Aunque la configuración ha cambiado con los años, el bajo “J” ahora tiene dos controles de volumen para cada pastilla y un control de tono para el bajo entero.
Una calidad entrañable, pero un poco molesta de los “J” es que "zumban" si ambos micrófonos no están abiertos del todo. Estos se produce porque cada pastilla es de bobina simple, y el famosos y tradicional tono de baja “P” se puede conseguir a expensas de este zumbido, que no es audible en la mayoría de situaciones en vivo, pero puede ser una molestia para la grabación.

 
blog comments powered by Disqus

Recomendados