Calentamiento y coordinación

Si tocas el bajo con los dedos, sabrás que toma un rato calentar los músculos. Aquí presento algunos ejercicios para ponerse a punto para tocar.

Es bueno comenzar con las escalas cromáticas a un tempo de 120 BPM (o de 60 BPM si estás en tus comienzos), una nota por golpe durante un minuto o dos, usando un dedo de la mano izquierda por traste y usando por lo menos dos dedos de la mano derecha, alternando cada uno.

Después de las cromáticas, toquemos tonos completos en cada cuerda, cuatro notas por cuerda, un dedo por nota por cuerda, para ayudar a estirar y calentar, a 120 BPM (o, una vez más, a 60 BPM para los principiantes), una nota por golpe, durante uno o dos minutos.

Luego se puede Ir al traste 12 de la cuerda más aguda y comenzar a hacer 8 estiradas completas con cada dedo en esa cuerda, alternando cada cuatro. Es bueno hacer esto con cada cuerda, aunque después habrá que volver a afinar el instrumento, si es necesario.

Luego podrás retomar las escalas cromáticas pero esta vez a 160 BPM (o 80 a 100 BPM para un principiante), una nota por golpe, un dedo por traste. También es bueno practicar otras escalas, a 120 (o 60) golpes por minuto, una nota por golpe. Cualquier escala distinta de la cromática servirá.

Después de tocar cada modo en sucesión, podrás moverlo hacia arriba o hacia abajo y podrás hacerla tomando como tónica la nota siguiente. Puedes esto hasta que hayas pasado por cada modo y cada tono y clave. Esto no sólo calentará físicamente tus músculos ni sólo estirará tus tendones, sino que también dará tus oídos y tu cerebro un buen calentamiento.

Finalmente, halla el tempo más rápido al que puedas tocar sin errores, elige una escala y toca todos sus modos durante un minuto o dos.

Si luego de todo este calentamiento tus dedos o tu mente no están listos par tocar ¡creo que te has equivocado al elegir qué instrumento tocarías por el resto de tu vida!

 
blog comments powered by Disqus

Recomendados